Aquí está la Razón por la que Deberías Estudiar un Grado en Ciencias

Al final de la enseñanza media, todos nos ponemos en dudas: ¿Qué carrera elegir?. Muchos tienen talento para los cursos relacionados con la ciencia, sin embargo los interesados por la ciencia se sienten inseguros en seguir una carrera que no parece tan atractiva como la de otros cursos universitarios. Es decir, el miedo de no conseguir un buen empleo, impide que muchos futuros científicos realicen sus sueños. A los que sienten este tipo de inseguridad, no les debería tener miedo, ya que la carrera científica puede ofrecer muchas posibilidades para el desarrollo profesional de una persona. En este texto damos algunos ejemplos:

shutterstock_121928257La ciencia cambia el mundo

La palabra “ciencia” es muy amplia y puede referirse a áreas distintas del conocimiento. Una carrera de ciencias biológicas es diferente de una carrera en matemáticas o física. Lo que estos cursos tienen en común, es la posibilidad de contestar preguntas que pueden mejorar toda la sociedad, es decir, mejorar el mundo donde vivimos. Sin embargo, ellas también ofrecen el placer personal de descubrimientos para los científicos. Sus investigaciones influenciarán nuevos estudiantes y su nombre permanecerá. Éstas son carreras para personas curiosas, quienes además, sueñan con un mundo mejor para sus hijos y nietos (para saber más sobre el mundo de los estudiantes, te indicamos la página Web larevoluciondelospinguinos.cl).

Una carrera para curiosos

La ciencia es una rama necesaria para todas las empresas y también para las universidades. Existen empleos para científicos tanto en el área privada como pública. Para quién sueña en pasar la vida estudiando, ésta es la carrera perfecta: el título del grado es solamente el inicio de una carrera científica, pues hay que seguir actualizándose siempre, ya que la profesión exige un conocimiento de las investigaciones más actuales. También es un trabajo libre de la rutina: nunca se hace la misma tarea por mucho tiempo, es un empleo que inspira la creatividad y la curiosidad.