Otro nivel que compone la ciencia: La teoría

level-consists-of-science-theoryLa teoría es una forma de relacionar los eventos que ha de ser susceptible de comprobación, de modo que permita llegar a una verdad que permita, por lo menos, predecir mejor los fenómenos que observamos, y saber que esa predicción va a resultar útil de alguna manera. Aunque no siempre los científicos buscan controlar el ambiente, lo mínimo que siempre esperan es entenderlo, predecirlo con cierta precisión.

¿Qué es la teoría?: Necesidad

Una teoría no es más que una regla que se da el científico, que al ponerse bajo control de ella, puede entender y controlar las variables que conforman e interactúan en su entorno.

Una teoría, no obstante, no siempre cumple el objetivo de servir directamente para manipular las variables del entorno. Quizá, en primera instancia, solo sirva para entender o predecir las relaciones o interacciones entre los eventos de tal o cual fenómeno. Y esto es totalmente válido, pues como se ha visto en otros artículos, dependerá de la función que cumple esa teoría de acuerdo a los supuestos filosóficos sobre los cuales se asienta.

Por ejemplo puede haber una teoría que explique la relación entre determinados elementos de un fenómeno, y enuncie cómo se comportará B en presencia de A, en condiciones Z. Si acaso existiese otra teoría que ayudase a predecir con mayor precisión la relación entre A y B, entonces, si el criterio de verdad fuese solamente predecir la relación entre los eventos de un determinado fenómeno; ocurriría que la teoría que prediga mejor cómo se comportan A y B en condiciones Z, sería la más verdadera.

Criterio de utilidad que regula la formulación teórica

Ya un criterio adicional sería el de la utilidad, y si la filosofía que gobierna la conducta del científico exige el criterio de utilidad, habría que preguntarse si la teoría que explica la relación entre A y B en condiciones Z, no solo ayuda a explicar dicha relación sino que, al mismo tiempo, explicita cómo manipular –en tanto sea posible- A, B y Z, para lograr cambios en cualquiera de las variables, según sea el objetivo del científico.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *